Seleccionar página

Ya lo sabemos, desde que comenzó el año nos propusimos dejar los excesos a un lado y con ello la comida, pero por alguna u otra razón no hemos logrado nuestro cometido, y sí, nos hemos plagado de toxinas y es urgente eliminarlas lo antes posible a través del método Detox.

Detox-Para-Purificar-El-Cuerpo

Este es un relativamente nuevo método que están implementando muchas personas para desintoxicar su cuerpo, y no solo ayuda a purificar el organismo sino que trae muchos beneficios como limpiar el colón, nutrir la piel y perder peso con más facilidad.

Alimentos como aquellos que son fritos, gaseosas, harinas, azúcar y comida chatarra, solo brindan al cuerpo suciedad y no hacen que el metabolismo actúe de la misma manera que lo haría si recibiera alimentos saludables. Sin embargo, si entre nuestros planes está purgar y oxigenar el cuerpo, el método Detox puede ser una manera de lograrlo.

El Detox también sirve para eliminar el estrés y todos los radicales libres que se encuentran el ambiente, además de eliminar impurezas. Esto se logra a través del hígado y los pulmones que son el centro de desintoxicación del organismo.

El plan Detox consiste en consumir alimentos naturales y que no sean procesados, comer frutas como el kiwi, uva, naranja, piña, eliminar las carnes rojas y blancas, consumir todo tipo de vegetales preferentemente al vapor y acompañar cada una de las comidas con jugos naturales, de dos a cinco días. Podría decirse que es un régimen que se fundamenta en los principios de una dieta vegetariana y que se complementa de ciertos periodos de ayuno.

El ayuno se deberá realizar a lo largo de todo un día y únicamente se podrá consumir agua y jugos de frutas cien por ciento naturales. Se recomienda efectuarlo durante el primer día de la dieta con el fin de acelerar la eliminación de las células muertas y aumentar el crecimiento de las nuevas.

Incluir más frutas y verduras. Estos son los alimentos base de este tratamiento depurativo. Tanto las frutas como las verduras servirán para suprimir la saturación de grasas y recuperar el equilibrio alimenticio. Procuremos que las frutas y verduras sean cultivadas orgánicamente, esto nos asegurará que se encuentran libres de pesticidas.

Beber mucha agua. No hay duda que la función principal de los riñones es deshacerse de las toxinas, no obstante para que ellos puedan limpiar y depurar la sangre de estas sustancias nocivas es necesario que les proporcionemos una adecuada dosis de líquido. Por lo general, se recomienda beber de ocho a diez vasos de agua simple al día, aunque la cifra adecuada debería ser en razón al peso, la actividad física y la constitución de la persona.

Restringir proteínas de origen animal. No se puede consumir proteínas de origen animal, incluyendo lácteos debido a que contienen grasas que inflaman los vasos sanguíneos y disminuyen la circulación, ocasionando que nuestro organismo no obtenga la correcta cantidad de oxígeno. Si se necesitan proteínas, se pueden conseguir a través del tofú, soya y legumbres.

Nada de azúcares y harinas refinadasMás allá de que los alimentos procesados y la comida chatarra contengan pocos ingredientes sanos, este tipo de alimentos aumentan la glucosa en la sangre y son provocadores de desequilibrios hormonales.



Cero alcohol, café y nicotina. Todas estas sustancias favorecen la deshidratación y mantienen al cuerpo en estado de tensión, evitando que perdamos toxinas.

El Detox es muy estricto y fuerte, por lo que antes de tomarlo como un estilo de vida o una manera de bajar de peso, lo ideal es recurrir a un especialista para determinar si realmente lo necesitamos. Quizá con seguir un estilo de vida y una dieta saludable que tenga los tres grupos de alimentos: más frutas y verduras, cereales, pocas leguminosas y alimentos de origen animal, ademas de hacer ejercicio, no fumar y beber con moderación, se logre el objetivo que queremos.