Seleccionar página

Un concepto que nació en Alemania en los años sesenta y que se ha extendido por el mundo como una moda pero además como una solución ecológica.

AzoteaVerde

Las azoteas verdes son jardines personalizados que se instalan en las azoteas o áreas grises, y nos permiten aprovechar los espacios inutilizados para darles una segunda vida y función.

Para tener una azotea verde, el ingenio y la tecnología son la clave. Se puede tener un espacio visualmente agradable y decorativo, o desarrollar un hábitat que permite reducir el consumo de energía e inclusive, cultivar alimentos de manera ecológica.

¿Imaginas poder subir al techo de tu casa y tener un jardín que no solo se ve bello, sino que ayuda a tu casa a funcionar mejor?

En una azotea verde se pueden cultivar frutas, verduras y flores, se puede mejorar el clima de un edificio y filtrar contaminantes del aire y de la lluvia. Esto prolonga la vida del techo, reduce riesgo de inundaciones y puede servir también como una barrera acústica en donde el suelo bloquea los sonidos de baja frecuencia y las plantas bloquean los de alta frecuencia. Todo esto ayuda a proteger la biodiversidad de las zonas urbanas.

Hay distintas clasificaciones, dependiendo del tiempo y esfuerzo que desees dedicarle. Un techo con plantas grandes y césped tradicional requiere mayor mantenimiento, irrigación y cuidados. En ellos se pueden cultivar especias, tener arbustos y árboles pequeños.

Hay techos diseñados para un menor mantenimiento, la capa de suelo que requieren es más delgada y utilizan principalmente composta para tener musgos y plantas resistentes a la falta de agua.

Además, tener una azotea verde aumenta el valor de un inmueble y es el elemento clave de un edificio autónomo.

(Fuente: Fundación UNAM)