Seleccionar página

En México, utilizamos la expresión “Dormirse en sus laureles” para hacer referencia a alguien que se ha relajado, confiado de más, descuidado, ha dejado de hacer algo que debería hacer o lo está haciendo, pero con desgana y poca eficiencia.

romano laurel

El origen de esta famosa frase proviene de los antiguos imperios, en especial el Imperio Romano, donde aquellos que triunfaban y obtenían algún logro importante eran reconocidos con coronas de laureles; aquí podríamos incluir a gladiadores que se ganaban su libertad en la arena, atletas que ganaban en los juegos olímpicos, emperadores y generales que ganaban grandes batallas, etc.

Pero luego de determinado tiempo, éstos dejaban de trabajar o esforzarse igual, y no hacían nada sino descansar, pues creían que habían hecho lo suficiente, o quizá porque habían perdido el interés, por lo que la población comenzó a decir que “se dormían en sus laureles”.