Seleccionar página

Si cantar es uno de tus pasatiempos favoritos, no sólo estás haciendo lo que más te gusta sino que también traerá grandes beneficios a tu salud.

CANTAR

Según un estudio que se llevó a cabo en Suecia, invertir diez minutos diarios cantando a todo pulmón tus canciones favoritas, ayuda a mantener tu mente en forma, ya que reduce el envejecimiento del cerebro además de que promueve la buena memoria.

No sólo eso, cantar también ayuda a tu sistema nervioso y también hace que tus arterias se relajen, por lo que mejora la circulación de la sangre al cerebro.

Gertraud Berka-Schmid, psicoterapeuta y profesora de la Universidad de Música y Arte de Viena, señala que investigaciones recientes indican la necesidad de que el canto sea recomendado, e incluso recetado, por lo médicos.

La psicoterapeuta define cantar como la respiración estructurada que explica el efecto fisiológico de la respiración profunda, abdominal. Al cantar, dicha respiración se mantiene y, según la médica, se convierte en un masaje para el intestino y en un alivio para el corazón.

Asimismo, al reforzar la actividad de los nervios parasimpáticos, el canto compensa la actividad nerviosa simpática del organismo y proporciona tranquilidad, lo cual es una cura fundamental para los males que se viven hoy en día tan asociados a la vida agitada y el estrés contemporáneo.