Seleccionar página

El rompehielos australiano Aurora Australis se acercó este domingo a unos 148 kilómetros al barco científico ruso Akademik Shokalsky, atrapado desde Navidad en las congeladas aguas de la Antártida, unos dos mil kilómetros al sur de Tasmania, Australia.

Rompehielos australiano

Este es el segundo navío en acudir al rescate de la embarcación rusa, después de que el chino Xue Long (Dragón de Nieve) fracasó el sábado en su misión debido al mal tiempo en la zona.

Aunque no pudo aproximarse lo suficiente al crucero atrapado, de construcción rusa pero operado por una compañía australiana, el rompehielos chino envió un helicóptero para sobrevolar la zona, indicó la cadena rusa de noticias RT.

El capitán del barco atrapado, Chris Turney, así como los tripulantes del helicóptero, descartaron la posibilidad de que el barco atrapado pueda hundirse.

Sin embargo, el capitán australiano Murray Doyle no descarta el riesgo de que su rompehielos también pueda quedar atrapado entre el hielo, que en algunos sitios alcanza un espesor de 2.3 metros.

Un total de 74 personas (22 tripulantes y 52 pasajeros), todas ilesas, están a bordo de la embarcación atrapada.

Al terminar la tormenta de nieve que azotó la zona donde está atrapado el barco fue posible enviar las primeras imágenes del escenario de los acontecimientos.

El buque ruso está atrapado desde el 25 de diciembre, cuando pidió ayuda a tres buques cercanos que de inmediato se dirigieron hacia el lugar.

Sin embargo uno de ellos, un navío científico francés, tuvo que dar por terminada la misión al considerar que era el menos adecuado ante el grosor de los hielos.

La Autoridad de Seguridad Marítima de Australia coordina el operativo de rescate. Elabora los planes de salida del barco y la posible evacuación de todas las personas atrapadas, entre ellas científicos y turistas.

(Notimex)