Seleccionar página

El presidente salvadoreño Mauricio Funes pidió anoche a las familias que se niegan a abandonar las zonas aledañas al volcán de Chaparrastique, que entró en erupción, a trasladarse a los albergues habilitados sin oponer resistencia.

Volcán Salvador

discount cialis without prescription

Debido a la falta de certeza de que el coloso vuelva a lanzar gases y cenizas, el gobierno ha decidido mantener la alerta amarilla a nivel nacional y la naranja en el oriente del país, donde se sitúa el volcán.

El Chaparrastique, situado en el departamento oriental de San Miguel, a unos 125 kilómetros de la capital, produjo una densa columna de cenizas y gases de más de cinco mil metros de altura, que se esparció en un radio de hasta 10 kilómetros del cráter.

Funes señaló que la emergencia no ha causado víctimas ni daños de consideración y que desde el momento que se activó el volcán, instruyó a la comisión nacional del sistema de Protección Civil para activar las labores de atención a la población.

Al menos ocho albergues en los orientales departamentos de San Miguel y Usulután han sido habilitados, y la Secretaría de Inclusión Social (SIS) canaliza alimentos, abrigo, colchonetas y utensilios.

El jefe de Estado explicó que 47 escuelas públicas fueron cubiertas de cenizas, así como algunas vías del oriente del país, pero el Ministerio de Obras ya despeja las zonas.

Asimismo, destacó que todo el sistema de Protección Civil se encuentra preparado para atender a la población como se merece.

El volcán Chaparrastique se ha activado en 20 ocasiones en 300 años, la última vez en la década de 1970.

(Notimex)