Seleccionar página

Un nuevo proceso es capaz de reducir dramáticamente el tiempo que le toma a la naturaleza llevar a cabo dicha transformación.

algas-petroleo-pnnl

Normalmente toma aproximadamente unos 65 millones de años el que el material se convierta en petróleo crudo por medios naturales, pero ahora un nuevo proceso es capaz de reducir el plazo a solamente una hora. Este logro se le atribuye al Laboratorio Nacional Noroeste del Pacífico (PNNL por sus siglas en inglés), patrocinado por el Departamento de Energía en EE.UU.

El proceso comienza con una mezcla de alga y agua, la cual es depositada en un reactor. El mecanismo de reacción se lleva a cabo a grandes temperaturas y presiones, de 662 ºF y 3000 PSI respectivamente. Lo que se logra es simular las condiciones a las que naturalmente se lleva a cabo el proceso bajo la superficie terrestre.

El resultado es una mezcla de petróleo, agua y productos biológicos que pueden ser reutilizados en el proceso. Una vez separado el petróleo, se puede recurrir a técnicas de refinación tradicionales para producir gasolina, diesel e hidrosina.

Hoy en día, este método es más costoso y menos efectivo que los usados tradicionalmente, sin embargo representa un avance tecnológico y una alternativa, por lo que se busca construir una planta que lo comience a realizar en una mayor escala.