Seleccionar página

Las redes sociales nunca fueron tan poderosas como en abril de este año. Todo comenzó un viernes social como cualquiera para el restaurante Máximo Bistro. 

abril

Muchos comensales esperando una mesa para poder disfrutar de un rato agradable en el lugar, y entre ellos se encontraba Andrea Benítez. Dicho de esta forma, se podría decir que era como cualquier otro consumidor, de no ser por el hecho o “mérito” de ser hija del entonces Procurador Federal del Consumidor, Humberto Benítez Treviño.

Ese viernes 26 de abril, Benítez asistió a este restaurante del Corredor Condesa-Roma sin reservación, y tras esperar media hora, se desocupó una mesa que le fue asignada a otros comensales que la habían solicitado previamente. La joven molesta amenazó con clausurar el lugar y dos horas después, inspectores de la Profeco llegaron al restaurante, donde pusieron sellos de clausura poniendo de pretexto supuestas anomalías en el sistema de reservaciones y el mezcal que vendían.

Los comensales incrédulos, comenzaron a grabar por medio de sus “smartphones” las arbitrariedades que estaban cometiendo los inspectores y a subirlos a través de las redes sociales, en especial en Twitter, donde  apodaron a Andrea Benítez como #LadyProfeco y se extendió el caso al grado que tuvo que dar de baja su perfil debido a la lluvia de críticas y “bulleos” a los que fue sometida, aunque días después, tuvo que reactivarlo para ofrecer disculpas por su abuso de poder.

En tanto, la llegada de la primavera llama a corredores de todos los países para que se congreguen en la ciudad de Boston para correr el maratón más antiguo del mundo. El lunes 15 de abril, el maratón se inició sin ningún indicio de un ataque inminente. La gente salía para ver pasar y echar porras a los “runners”, principalmente en la línea de meta, ubicada en la calle Boylston. A pocas horas de que los corredores élites cruzaran la meta, se produjeron dos explosiones causando la muerte de tres personas, entre ellas la de un niño de ocho años, y dejando más de 280 personas heridas.

El Departamento de Policía de Boston informó que la primera detonación ocurrió frente al Hotel Lenox y cerca de los últimos metros de este famoso recorrido, donde se encontraban reunidos un gran número de espectadores. Las explosiones hicieron estallar las ventanas en los edificios adyacentes, pero no causaron ningún otro daño estructural. De acuerdo con el FBI, las bombas son de fabricación casera al ser montadas en ollas a presión.

La Oficina Federal de Investigaciones difundieron las imágenes de dos sospechosos, los que fueron identificados como Tamerlán Tsarnáev y Dzhojar Tsarnáev, hermanos de una familia de origen checheno residentes en Estados Unidos desde 2003, a donde habían llegado desde su anterior residencia en Daguestán, Rusia. Luego de una serie de investigaciones por parte de las autoridades, se informó que los dos hermanos poseían bombas de fabricación artesanal, varias armas de fuego y un fusil.

Este fue el primer atentado en una ciudad estadounidense desde el 11 de septiembre de 2001, 11 años y siete meses en los que se han registrado varios intentos de terrorismo pero que han sido abortados por las fuerzas de seguridad.

Ana E. Martínez-Gracida Núñez

Twitter: @Moroccotopo77