Seleccionar página

Hasta ahora hay muy pocas opciones anticonceptivas para los hombres. Los métodos hormonales con frecuencia tienen efectos secundarios y los definitivos no son una opción adecuada para la gente joven. Esta situación inspira el desarrollo de nuevas opciones anticonceptivas.

nt_anticonceptivomasculino_03122013

Claudia Lydia Treviño Santa Cruz, investigadora del Departamento de Genética del Desarrollo y Fisiología Molecular del Instituto de Biotecnología de la UNAM, encabeza estudios sobre la biología molecular del espermatozoide. Sus investigaciones podrían conducir al desarrollo de un nuevo método anticonceptivo masculino.

Los especialistas del Instituto de Biotecnología estudian a nivel molecular las diferentes formas de comportamiento del espermatozoide. Así han identificado dos canales iónicos, llamados CatSper y Slo3. Los canales iónicos son una especie de túneles que se forman en las membranas de las células y que les permiten comunicarse con el medio exterior para llevar a cabo sus funciones.

Como los canales CatSper y Slo3 solo se encuentran en el espermatozoide, específicamente en el flagelo, si se afectaran de manera selectiva, no afectarían a otras células. Esto abre la posibilidad de encontrar un nuevo fármaco anticonceptivo.

Los investigadores, han hecho estudios en espermatozoides de ratones bloqueando estos canales de iones en el flagelo. El resultado es que esos ratones son infértiles.

Gracias a este conocimiento molecular del espermatozoide, la doctora Claudia Treviño y su grupo de investigación, se proponen buscar sustancias que bloqueen específicamente los canales CatSper y Slo3, impidan su función y sirvan para crear un nuevo método anticonceptivo masculino.

“Vamos a buscar estos inhibidores de canales iónicos en venenos de animales ponzoñosos, porque estos venenos son una mezcla de péptidos que generalmente tienen como blancos los canales iónicos de neuronas o de músculos”, dijo.

Los especialistas son optimistas de encontrar en los venenos, péptidos que bloqueen los canales iónicos CatSper y Slo3, pero no otros, para que el anticonceptivo no tenga efectos secundarios. Las plantas son otra fuente de sustancias en donde se pueden encontrar los bloqueadores, o incluso, en las bibliotecas de compuestos químicos que han desarrollado otros laboratorios o industrias.

Los métodos anticonceptivos definitivos no son una opción adecuada para gente joven, por eso es fundamental encontrar nuevas opciones anticonceptivas. Claudia Treviño recalcó que el objetivo de las investigaciones en el Instituto de Biotecnología es encontrar un fármaco anticonceptivo reversible, que no sea hormonal ni tenga efectos secundarios.

“Mientras lo logramos, los jóvenes deben recordar que la responsabilidad de la paternidad no solo es de quien toma el anticonceptivo, es de las dos personas, tanto el hombre como la mujer”, concluyó la especialista.

Fuente: DGDC UNAM