Seleccionar página

Ante los frecuentes casos de abogados que abandonan y pierden los casos de sus clientes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que tales conductas encuadran en los delitos previstos en los códigos penales, federal y de los estados.

Suprema-Corte-de-Justicia-de-la-Nación-e1358348527352

La Corte estableció que las penas a imponer en estos asuntos a los abogados, patronos y litigantes responsables son además autónomas y no sólo agravantes, lo que significa que basta su materialización, independiente de otras conductas, para que pueda ser sancionado.

Indicó que mucha gente desconoce la posibilidad de demandar a los abogados cuando estos incurren en responsabilidad profesional, tal como ocurre con cualquier otro profesionista, técnico o artista que cause algún daño a su cliente.

La SCJN determinó que las penas a imponer a los abogados (patronos o litigantes) que cometan el delito de abandono de la defensa de su cliente, sin motivo justificado y causándole un daño, son autónomas y no agravantes.

El primer párrafo del Artículo 231 del Código Penal Federal señala: “Se impondrá de dos a seis años de prisión, de cien a trescientos días de multa y suspensión e inhabilitación hasta por un término igual al de la pena señalada anteriormente para ejercer la profesión”.

En su resolución, los ministros expusieron que “además de las sanciones mencionadas en el artículo anterior, se impondrá prisión de tres meses a tres años”, puesto que el ilícito de que se trata, no depende de un tipo básico.

(Notimex)