Seleccionar página

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 83/2013 al gobierno del Estado de México, a la Comisión Nacional de Seguridad y al ayuntamiento de Tlalnepantla, por la muerte de un estudiante de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM.

cndh fesacatln

Asimismo, por lesiones y despojo de sus pertenencias de uno más, hechos ocurridos el 5 de abril de 2013, cuando ambos estudiantes se trasladaban en un vehículo sobre el bulevard Manuel Avila Camacho, en la colonia Industrial San Nicolás, municipio de Tlalnepantla, Estado de México.

El organismo defensor refirió que al circular en el carril de alta velocidad entre dos vehículos con logotipos de una empresa de telecomunicaciones, uno de ellos a baja velocidad, el estudiante al volante le pidió que le permitiera el paso “a través de un cambio de luces”.

Sin embargo, el chofer del otro automóvil hizo alto total y del mismo bajó el copiloto, vestido de civil apuntando a los estudiantes con un arma de fuego, por lo que al ver la reacción, el conductor maniobró para evadir al carro estacionado arrollando al sujeto que les apuntaba.

“Al seguir avanzando escuchó varias detonaciones de arma de fuego, observando que varias personas le estaban disparando al vehículo a la parte posterior”, indicó.

La CNDH recordó que en esta acción resultó herido en el abdomen el estudiante que venía de copiloto, quien murió posteriormente en el Hospital de Alta Especialidad “Bicentenario de la Independencia”, del ISSSTE de Tultitlán.

De acuerdo con las investigaciones del organismo nacional, los agresores son elementos de la Policía Federal, pertenecientes a la Comisión Nacional de Seguridad, corporación de la que 11 integrantes estaban presentes en el lugar de los hechos.

Agentes del grupo de Reacción Inmediata adscritos a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana de Tlalnepantla aseguraron al estudiante que conducía el vehículo y a cinco elementos de la Policía Federal a quienes pusieron a disposición del Ministerio Público.

Sin embargo, de acuerdo con el testimonio del alumno detenido, “los citados elementos municipales lo despojaron de sus pertenencias y lo lesionaron en diversas partes del cuerpo”.

Por ello, la CNDH recomendó a la Comisión Nacional de Seguridad gire instrucciones para reparar los daños ocasionados a los familiares de la víctima mortal, además de brindar atención médica y psicológica para restablecer su estado de salud física y emocional del alumno sobreviviente.

También solicitó que los servidores públicos de la Policía Federal rindan sus declaraciones ministeriales, así como sus informes, apegándose a la verdad y se fomente en ellos la cultura de la legalidad, debiendo enviar constancias que acrediten su cumplimiento.

Mientras al gobernador del Estado de México y a los integrantes del ayuntamiento de Tlalnepantla, la CNDH recomendó colaborar en la queja que presente en la Contraloría Interna de la fiscalía mexiquense contra los servidores públicos que intervinieron en los hechos.

(Notimex)