Seleccionar página

La titular del Servicio de Neonatología del IMSS en Jalisco, María Elena de León Ruiz Velasco, destacó que el control prenatal es una eficaz herramienta para prevenir la prematurez, toda vez que permite detectar de manera oportuna patologías que puedan condicionar el desarrollo del bebé.

problemas-del-parto-prematuro

De hecho, el embarazo que finaliza de forma prematura es potencialmente prevenible en lo que respecta a los hábitos de vida de la mujer gestante, afirmó la experta del Hospital de Ginecoobstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

“La mayoría de los casos son prevenibles, estamos hablando que mucho tiene que ver el aspecto nutricional de la madre, su edad, el embarazo prematuro se ve mucho en las adolescentes o en mujeres mayores de 35 años, obviamente el tabaquismo, digamos que los factores relacionados a estilo de vida pueden prevenirse”, explicó.

Incluso, mencionó la experta, las mujeres que buscan un embarazo pueden acudir con anticipación a la llamada consulta pre concepcional en donde se les orienta de los riesgos que podrían presentarse durante el proceso de gestación.

Lo anterior se refleja en una reducción de la incidencia de prematurez en el país, tendencia que se ha observado en los últimos 10 años.

“Va disminuyendo la tasa, tenemos 7.8 por ciento de incidencia de prematurez en México a nivel mundial es del 10 por ciento y hay países, inclusive Estados Unidos, que tienen tasas más altas de hasta un 15 por ciento”, expresó de Leon Ruiz Velasco.

Aseguró que en la última década se ha observado una tendencia a la baja en la incidencia de niños que nacen prematuros en el país, en el 2005 la tasa era de 13.1, mientras que en el 2010 se ubicó en 10 por ciento y actualmente es de 7.8.

Las principales causas directas de nacimientos prematuros, señaló, son la pre eclampsia eclampsia, infecciones de tipo urinario o cérvico vaginal y alteraciones en la membrana o placenta, la mayoría de los bebés prematuros nacen entre la semana 34 y 36 de gestación.

Asimismo, mencionó que existe un componente genético en las mujeres que han tenido partos prematuros, lo cual eleva el riesgo de que el siguiente embarazo no llegue a término, más aún si la paciente fue sometida con anterioridad a una cesárea.

(Notimex)