Seleccionar página

Organismos de Naciones Unidas anunciaron un proyecto conjunto para hacer frente al problema mundial de la perdida de alimentos que asciende a mil 300 millones de toneladas, suficientes para poder alimentar a dos mil millones de personas.

NY SEDE

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y el Programa Mundial de Alimentos indicaron que un tercio de todos los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o desperdicia cada año.

El plan está destinado a reducir las pérdidas de alimentos en los países en desarrollo, que pueden ocurrir durante la recolección, elaboración, transporte y almacenamiento, como resultado de una infraestructura inadecuada o la falta de habilidades y tecnología.

Expusieron que el plan se centrará en la reducción de las pérdidas de cereales y legumbres como maíz, arroz, frijol y caupí, alimentos básicos que tienen un papel importante en la seguridad alimentaria mundial y un gran impacto en los medios de vida de millones de pequeños agricultores.

Un informe de 2011 del Banco Mundial, la FAO y el Instituto de Recursos Naturales del Reino Unido reveló que las pérdidas de cereales en África Subsahariana tienen un valor potencial de cuatro mil millones de dólares al año.

A nivel mundial, el proyecto incluye el intercambio de conocimientos sobre las formas más efectivas para reducir las pérdidas post-cosecha y ayudar a los países a establecer políticas y regulaciones para reducir los desperdicios a nivel nacional y regional.

El programa, de tres años, identificará también los puntos críticos de pérdidas en las cadenas de suministro de legumbres y cereales en tres países piloto de África – Burkina Faso, la República Democrática del Congo y Uganda-.

Según la FAO, los mil 300 millones de toneladas de alimentos perdidos y desperdiciados cada año consumen 250 kilómetros cúbicos de agua y mil 400 millones de hectáreas de tierras de cultivo.

En total, las pérdidas y el desperdicio de alimentos representan alrededor del 30 por ciento de la producción anual de cereales, entre el 40 y 50 por ciento de los tubérculos, frutas y hortalizas, el 20 por ciento de las semillas oleaginosas, carne y productos lácteos, y el 30 por ciento de la producción de pescado.

(Notimex)