Seleccionar página

Especialistas del Instituto Nacional de Pediatría y del Hospital Infantil de México señalaron que en temporada invernal y durante el regreso a clases, las infecciones respiratorias en niños aumentan de siete a 12 episodios infecciosos.

22-Salud1-500x332

Frente a esta situación, resaltaron la importancia de que los menores de edad tengan al día todas las vacunas, entre ellas la del neumococo, la influenza estacional y la A(H1N1).

El otorrinolaringólogo José Luis Mayorga, adscrito al Instituto Nacional de Pediatría, refirió que un niño mexicano promedio presenta entre cinco y siete infecciones agudas respiratorias al año; sin embargo, tras las vacaciones de invierno aumentan a 12.

Entre los factores más importantes que provocan este aumento en la cifra de infecciones se encuentran la concentración de muchos niños en un salón de clases, los cambios bruscos de temperatura y la cantidad de virus, bacterias, pólenes y partículas de contaminación suspendidas en el aire.

Las partículas irritan las vías respiratorias y propician una inflamación; cuando un niño es alérgico o asmático, sus síntomas empeoran de manera importante.

Mayorga resaltó que el humo de cigarro suele agravar los síntomas de cuadros infecciosos, alergias respiratorias y rinitis, por lo que es importante evitar que los infantes sufran exposición a este contaminante.

También subrayó la importancia de asistir con el médico general, pediatra, alergólogo u otorrinolaringólogo para que valore los síntomas del pequeño, a fin de detectar si es un problema inflamatorio por rinitis o alergia, o si se trata de una infección de gripe o resfriado y en su caso, prescriba el tratamiento adecuado.

Para disminuir el riesgo de contagios, los especialistas recomendaron procurar una ingesta adecuada de nutrimentos como vitaminas A y C, así como zinc, a través de una alimentación que contemple todos los grupos de alimentos.

Sugirieron igualmente no respirar aire frío o seco, evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura, abrigarse bien preferiblemente con ropa de algodón y fibra natural que no desprenda pelusa y acudir al médico antes de iniciar la época de regreso a clases e invernal, sobre todo en niños con alergia, asma o rinitis de cualquier tipo.

Asimismo plantearon no llevar al niño a la escuela si está enfermo, mantenerlo en reposo, hidratado adecuadamente y seguir las indicaciones del médico, respetando dosis y tiempo que prescriba el medicamento.

También pidieron que se enseñe a los niños a estornudar de manera higiénica, cubriendo su boca con un pañuelo o con el brazo; evitar el contacto con las manos, y que se laven las manos continuamente, pues muchos virus pueden alojarse en ellas y transmitirse de un niño a otro.

 (Notimex)