Seleccionar página

La capital de México también estaba estrenando gobierno encabezado por Miguel Ángel Mancera, el que también inició con un episodio “negro” que involucró a perros.

resumen enero

A finales de diciembre de 2012, se hallaron algunos cuerpos sin vida en el Cerro de la Estrella, en la delegación Iztapalapa, a los cuales se les hicieron los dictámenes periciales correspondientes. En los primeros días de enero, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal dio a conocer que las lesiones presentadas en los cuerpos y los indicios en sus ropas correspondían a daños producidos por ataque de perros.

Estas conclusiones provocaron la indignación entre grupos protectores de animales, quienes se apoyaron en redes sociales para difundir imágenes de los perros “delincuentes” atrapados, que generaron una ola de simpatía y un enardecido debate en internet sobre el cuidado de las mascotas. Incluso, para ese martes, se creó en Twitter el hashtag #YoSoyCan26, en apoyo a los canes asegurados por la Brigada de Vigilancia Animal de la policía capitalina, el cual se convirtió en trending topic por los comentarios que exigían al Gobierno del DF la liberación de la jauría de perros, o simplemente ironizaban el caso calificándolo como un verdadero “oso” y “burla” por parte de las autoridades.

Mientras tanto el 21 de enero, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, asumía un segundo mandato ante medio millón de personas que se congregaron en las cercanías del Capitolio, luego que en noviembre de 2012 fuera reelecto al vencer al candidato republicano Mitt Romney. Durante su discurso, el mandatario norteamericano defendió su compromiso para lograr la cobertura universal en la atención médica y la lucha contra el cambio climático. También, dijo que Estados Unidos podría tratar de resolver sus diferencias pacíficamente con otras naciones, y ser una fuente de esperanza para los pobres, los enfermos y los marginados.

El mundo del deporte comenzó el 2013 con claroscuros. Por un lado, el astro argentino, Lionel Messi, logró algo sin precedentes en la historia del fútbol internacional: ganó por cuarto año consecutivo el Balón de Oro, que designa al mejor jugador del mundo, al imponerse en las votaciones a su compañero del Barcelona, Andrés Iniesta; y al portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo. De esta manera, Messi dejó atrás los registros de leyendas como Johan Cruyff, Marco Van Basten y Michel Platini, quienes ganaron este premio en tres ocasiones.

El 16 de enero, el actual campeón de la Liga de Campeones, el Bayern Múnich, anunciaba al mundo con bombo y platillo, por medio de su sitio web y cuenta de Twitter que a partir de julio de 2013, Josep Guardiola llegaría a la dirección técnica del club bávaro para reemplazar a Jupp Heynckes, quien había dejado en claro que no quería prolongar más su vínculo, a pesar de los buenos resultados.

Pero la nota “negra” surgió gracias a la astucia periodística de Oprah Winfrey, quien hizo que Lance Armstrong confesara desde el primer minuto lo que todos ya sabían: el exciclista reconoció públicamente que se dopó sistemáticamente durante sus participaciones en la Tour de France, en la entrevista más esperada desde que Monica Lewinsky habló con Barbara Walters sobre el escándalo en la Oficina Oval de la Casa Blanca. Durante el programa, Armstrong dijo sentirse avergonzado, pues no hubiera podido haber ganado los títulos del Tour sin haber usado sustancias prohibidas, pero aún con estas confesiones, Lance no logró provocar la suficiente compasión entre el público como para salvar la alguna vez brillante carrera que arruinó sin ayuda de nadie.

Enero también marca el inicio de la entrega de premios a lo más destacado de todo un año en cine y televisión con los Globos de Oro y que van preparando el terreno para los Óscares. Este 2013 “Argo”, el thriller de Ben Affleck, y el musical “Les miserables” triunfaron en una gala en la que la gran favorita de la noche, el film histórico “Lincoln”, de Steven Spielberg, se quedó solamente con el premio a Mejor actor para Daniel Day-Lewis. En las categorías televisivas, destacaron “Homeland” como Mejor serie dramática, “Girls” en mejor serie de comedia y “Game change” como mejor película de TV.

La noche también estuvo marcada por la revelación de Jodie Foster, ganadora del Globo de Oro por el conjunto de su carrera, quien abordó públicamente su homosexualidad, al tiempo que exigió inmediamente respeto por su vida privada.

Ana E. Martínez-Gracida Núñez

Twitter: @Moroccotopo77