Seleccionar página

La Fuerza Aérea siria arrojó barriles rellenos de explosivos contra la localidad de Alepo ayer domingo, ocasionando la muerte de al menos 69 personas en este ataque.

Siria

Alrededor de 300 personas, entre ellas 87 menores de edad, murieron en Alepo en los últimos ocho días a causa de bombardeos por parte del ejército sirio, que llegó a lanzar contra esta ciudad barriles rellenos de explosivos. Tan sólo el día de ayer murieron otras 69 personas durante el transcurso de varios ataque aéreos contra la principal ciudad del país donde los rebeldes se disputan el poder con el Gobierno de Bashar al-Assad desde hace un año.

De las 69 personas que murieron ayer, se calcula que 43 eran niños, quienes murieron durante un ataque donde helicópteros arrojaron barriles con explosivos contra el barrio de Masaken Hanano.

Además, doce combatientes rebeldes murieron en ataques en esa zona en los barrios de Ahmadiya y en el de Al Haidariya.

Otras tres personas murieron debido a la explosión de tres granadas en el área de Yabaría, Maidan y la universidad de Zahra. Seis más en otro ataque con helicópteros en Al Sajur, Atareb y Marea.

Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja se ha quejado de que no puede repartir ayuda humanitaria en esas zonas pues no se le ha permitido el acceso.

La guerra civil que se vive en Siria desde hace más de dos años ha cobrado más de 100 mil vidas y a su vez ha desplazado a 6.5 millones de personas del interior del país además de provocar el forzado exilio a 2.5 millones de habitantes, según las cifras de la ONU.