Seleccionar página

Los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC cerraron 2013 con dos acuerdos y un apoyo del 62 por ciento de los colombianos a favor de la negociación.

Las FARC

El diario El Colombiano aseguró en un análisis que 2013 “será recordado como un año en el que por primera vez” un gobierno logra dos acuerdos parciales con la insurgencia encaminados a terminar el conflicto armado en este país sudamericano.

Para el matutino, 2014 “empezará a favor de este escenario ya que el 62 por ciento de los colombianos (según una encuesta Gallup) apoyan los diálogos adelantados en La Habana, que cumplen un año y dos meses”.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos admitió este viernes, al término del último ciclo de diálogos del año con las FARC, que esperaba mejores resultados frente a los acuerdos alcanzados en Cuba, país que alberga las negociaciones de paz.

El Ejecutivo apostaba a no alargar más allá de 2013 las conversaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar con un conflicto que deja cientos de miles de muertos y desplazados.

“Por ahora, sobre la mesa están los dos acuerdos sellados por el gobierno y las FARC (desarrollo rural y participación política), pero ya llega el 2014 y la opinión pública espera que se aborden y se logren los tres puntos restantes”, apuntó el diario.

Para la prensa, lo que viene ahora implica una “difícil” discusión, pues se avecinan temas complejos como el narcotráfico, el fin del conflicto armado (que ya cumple 53 años), la reparación a las víctimas y la refrendación de los acuerdos.

El periódico El Tiempo resaltó por su parte al cierre del ciclo, que las FARC hayan insistido en una Constituyente para que se logre la solución al problema de las drogas ilícitas y se ajusten los acuerdos que se pacten a la realidad social de Colombia.

Según el matutino, el grupo insurgente quiere un “nuevo Congreso y no cambios cosméticos, para lo cual presentaron 12 propuestas para promover reformas estructurales que el pueblo deberá refrendar”.

(Notimex)