Seleccionar página

Los economistas pronosticaron que el crecimiento se acelerará más en lo que resta de este año, así como en 2014 y 2015. Al mismo tiempo, y tal vez como consecuencia de ello, esperan una mayor inflación para el cierre de esos tres años.

economía

Esos movimientos estimados, recabados por Banco de México este mes mediante su encuesta, se refieren a la evolución que hasta el mes pasado estimaban los expertos.

Así, los 38 economistas entrevistados por Banco de México del 10 al 17 de diciembre dijeron que en promedio el país terminará creciendo este año 1.3%, ligeramente por arriba de la estimación de noviembre de 1.28%, pero muy por abajo del pronóstico de 3.7% que arrojó la encuesta que el banco central llevó a cabo en diciembre de 2012.

Para el próximo año, el crecimiento que pronostican los expertos es de 3.41%, superior al anterior de 3.34%. En 2015, los expertos estiman que la economía mexicana logre avanzar 3.97%, más que el primer pronóstico que publicó Banco de México para ese año de 3.91%. Esa estimación la recabó el banco central en noviembre aunque hasta ahora la reveló.

La clara tendencia de una mejoría en el crecimiento económico está probablemente asociada a que el presidente Enrique Peña Nieto logró aprobar, con el apoyo de su partido, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de los dos principales partidos de oposición, el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), todas las reformas que se propuso y que muchos esperan que brinden a México una renovada capacidad para crecer a mayores tasas y de manera constante en el tiempo.

Si bien falta ahora que los legisladores aprueben muchas de las leyes reglamentarias que aterrizarán las reformas constitucionales, los especialistas esperan que ellos concreten bien los objetivos delineados en la Constitución y que lo hagan en la primera mitad de 2014 –si no es que antes.

La principal reforma que podría acelerar el crecimiento económico del país en los próximos años, incluso por arriba de las estimaciones actuales, es la energética. Con esos cambios, los legisladores decidieron poner fin al monopolio estatal sobre esa industria.

Muchos esperan ahora que los costos de la energía en México puedan caer en el mediano y largo plazo. Si así ocurre, la economía mexicana podría ver incrementados sus niveles de competencia, gracias a que ese importante costo para la producción de bienes y servicios podría descender ante la llegada de más empresas dispuestas a proveer distintos combustibles, desde gasolina hasta electricidad.

Claro que mucho del descenso de los precios de los energéticos dependerá de que las leyes secundarias ofrezcan seguridad jurídica a las empresas que decidan ingresar a ese sector y que hasta ahora ha estado, en términos generales, en manos del Estado.

También para que esos cambios traigan beneficios a otros sectores y a los consumidores, las autoridades deberán crear buenos organismos reguladores que dirijan y encaucen las actividades en ese sector para beneficio de todos.

Si eso ocurre, las cifras de crecimiento económico de México podrían elevarse por arriba de lo actualmente estimado, dijeron algunos analistas.

Por lo que se refiere a la inflación, los economistas estiman que cerrará en 3.82% este año, el mayor nivel esperado desde la encuesta de mayo cuando la estimación fue de 3.97% para el cierre de la inflación de 2013.

Para 2014, el alza de precios será de 3.91%, de acuerdo con la encuesta de Banco de México y el mayor nivel para esa inflación de al menos los últimos 12 meses. La inflación esperada para 2015 es de 3.53%, ligeramente superior a la de noviembre de 3.5%.

Por otra parte, los economistas esperan que el tipo de cambio cierre 2013 en 12.89 pesos por dólar, un nivel más fuerte que el cierre esperado en noviembre de 12.9. Para finales de 2014, la estimación del tipo de cambio es de 12.69 pesos por dólar, también una mejoría con relación al nivel de noviembre de 12.74. En 2015, el tipo de cambio cerrará en 12.62 pesos por dólar, de acuerdo a la encuesta mensual del banco central.

Los analistas estiman que la tasa de interés del Certificado de la Tesorería de la Federación a 28 días cerrará este año en 3.47%, sin cambio con relación a la estimación de noviembre.

Para 2014, los Cetes a 28 días cerrarán con una tasa de 3.58%, inferior a la pronosticada el mes pasado de 3.59% y la tasa más baja desde al menos diciembre de 2012, dijo Banco de México en su reporte mensual de estimaciones sobre indicadores económicos de los principales economistas del sector financiero y casas de consultoría.

En 2015, la tasa de los Cetes a un mes terminará el año en 4.19%, ligeramente por debajo de la estimación previa de 4.24%.

logo sura posts grande

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx