Seleccionar página

Aunque es difícil de creer, en la actualidad hay países que consideran la homosexualidad como un delito.

LGBT

Algunas de las penas establecidas en contra de la homosexualidad van desde los latigazos, prisión, cadena perpetua e incluso en ciertos países, hasta la pena de muerte.

A las naciones que penalizan a sus ciudadanos por ser homosexuales se les sumó está semana Uganda, la cual aprobó un proyecto de ley que busca castigar con cadena perpetua a las personas que practican actos homosexuales.

La homosexualidad en Uganda es ilegal desde el 2009 y actualmente está en proceso la ley para que puedan mandar a la cárcel de por vida a los homosexuales.

Alrededor de 78 países tienen leyes que penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo. Los castigos van desde los latigazos en Irán, prisión en Argelia y cadena perpetua en Bangladesh.

Por otro lado, existen países que a pesar de que no penalizan explícitamente las relaciones homosexuales, los asesinatos y ataques contra este grupo son muy frecuentes, como sucede en Honduras, por citar un ejemplo.

En América los países que penalizan las relaciones homosexuales son Barbados, Belice, Granada, Jamaica y Trinidad y Tobago.

Tan sólo en Centroamérica, entre 2009 y 2012, se denunciaron más de 186 asesinatos a homosexuales, donde desafortunadamente la mayoría de los casos no han sido castigados.