Seleccionar página

Cerca del 60 por ciento de la población con migraña crónica no responde a la mayoría de los medicamentos prescritos para combatirla. Frente a este problema, expertos del Instituto Nacional de Psiquiatría (INPRF) “Ramón de la Fuente Muñiz” buscan soluciones eficaces para este tipo de cefaleas severas.

migraña-01

Alberto López Ávila, titular del Laboratorio de Neurofisiología de la Percepción del INPRF, encabeza el proyecto científico, cuyo objetivo es conocer las causas que motivan la migraña crónica, al tiempo que perfecciona los tratamientos para esta enfermedad.

La migraña crónica se caracteriza por fuertes dolores de cabeza recurrentes, generalmente se acompaña de náuseas, vómito, así como hipersensibilidad al ruido, la luz, y afecta principalmente a población en edad productiva.

Para llevar a cabo el proyecto, los investigadores utilizaron un modelo de laboratorio con ratas hembra y macho, a las cuales durante siete días se les suministró a través del cerebro una solución compuesta de sustancias que inducen migraña en humanos, conocida como “sopa inflamatoria”.

Bajo estas condiciones se probaron en los roedores diferentes fármacos antimigrañosos, y se sometieron a varias sesiones en donde se evaluaba la respuesta cerebral al dolor y al tratamiento utilizando registro conductual y electroencefalográfico.

Dentro de los resultados se halló que con este tratamiento combinado los roedores tuvieron un alivio significativo del dolor en promedio del 40 por ciento. Los efectos fueron acumulativos y se hicieron evidentes después de siete días.

López Ávila dijo que fueron necesarias repetidas sesiones de registros eléctricos y dosis de medicamentos antimigrañosos para llegar a revertir los cambios arraigados en el cerebro y relacionados con el sufrimiento crónico de la migraña.

Destacó que otros estudios se habían enfocado a estudiar la migraña aguda, la cual solo se presenta en un episodio. No obstante, este proyecto es el primero en enfocarse en la fase crónica y qué tratamientos pueden ayudar a combatir los ataques que son más frecuentes y resistentes a los medicamentos convencionales.

El especialista en neurociencias explicó que el dolor que produce la migraña es diferente a un dolor de cabeza primario, que no se presenta por la existencia de un trauma o daño como un golpe, hipertensión, tumor cerebral o deshidratación, sino aparece sin ningún daño fisiológico aparente.

Por último, adelantó que el proyecto sigue en etapa experimental; sin embargo, dijo que estos hallazgos pueden en el futuro ayudar a diseñar terapias adyuvantes para este padecimiento encefálico y otros trastornos de dolor crónico.

 

Vía iNGENET, el portal de la ingeniería mexicana. ¡Visítanos y forma parte de la Comunidad!