Seleccionar página

El parlamento de Uganda ha aprobado una ley que busca castigar a las personas que realicen actos homosexuales con cadena perpetua.

uganda_anti-homosexuality_bill_protest

Lo que era un borrador de proyecto de ley, que fue presentado en 2009 y buscaba que la homosexualidad fuera penada con la condena a muerte, se ha convertido en ley al ser aprobado por el parlamento.

Los supuestos que serán condenados son la reincidencia en actos homosexuales, violación homosexual, actos homosexuales con menores de edad o discapacitados o cuando el acusado sea portador de VIH.

En principio, el proyecto incluía la pena de muerte para quien fuera descubierto por segunda vez realizando un acto homosexual, lo cual fue eliminado y sustituido por la cadena perpetua.

La nueva regla contra los homosexuales incluye castigos de prisión para las personas que no denuncien ante la Policía los actos homosexuales; asímismo, también se aprobó la ley contra la pornografía que prohíbe el uso de minifaldas.

El diputado David Bahati, promotor de la ley, consideró que este “voto contra el demonio” es “una victoria para Uganda”.

La homosexualidad ya está prohibida en Uganda, pero esta nueva ley endurece las penas y criminaliza la promoción pública de las relaciones entre personas del mismo sexo, incluidos los debates de los grupos de activistas.

Hoy en día, muchos países de África consideran como ilegal la homosexualidad y algunos de ellos como Uganda o Zimbabue, han atacado duramente a la comunidad homosexual.