Seleccionar página

En el año 2013, los índices de crecimiento que se esperaban para el país se desplomaron hasta quedar muy por debajo del 3.4% estimado inicialmente. 

EPN-Videgaray

Hoy en día, se estima que México cerrará el año con un crecimiento menor al uno por ciento, algo que sorprende a los economistas ya que durante las últimas tres décadas la economía mexicana había estado creciendo anualmente a una tasa promedio de 2.4%.

Este año el PIB quedará un punto debajo de los índices mencionados, a pesar de que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, promovió reformas que están relacionadas directamente con la economía: la de Telecomunicaciones, la Hacendaria y la Energética.

A lo largo de este año, Hacienda tuvo que ajustar cuatro veces a la baja el crecimiento del PIB, el primer ajuste fue de 3.9 a 3.5 y por último, cerró en 1.3 por ciento.

Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, ha explicado que estas reducciones se debieron a que hubo una menor actividad económica mundial en los primeros nueve meses del año.

Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público, ya había mencionado con anterioridad que “la economía mexicana no está creciendo a la altura de su potencial, pero sobre todo de lo que tiene que crecer… Venimos de años de crecimiento bajo, francamente mediocre y las cifras que conocemos de cómo está desempeñándose este año 2013 también están por debajo de lo que México necesita crecer… Vamos a tener otro año más de crecimiento claramente insatisfactorio”.

Según datos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), México será el segundo país de Latinoamérica con el crecimiento más bajo, el cual se estima en 2.6% en promedio para la región.