Seleccionar página

El “rey de los deportes” ha perdido un gran pilar. Don Pedro “El Mago” Septién falleció este miércoles a la edad de 97 años.

elmago

Considerado uno de los más importante cronistas deportivos en México, “El Mago” era poseedor de un estilo “ortodoxo para narrar, meticuloso, ordenado y preciso”, tal como lo describe su biografía en el Salón de la Fama del béisbol mexicano. Su memoria prodigiosa, gran sentido del humor y una dicción impecable lo llevaron a ser toda una leyenda, esa que narró más de seis mil 500 partidos y 56 Series Mundiales; y que hizo una época con otros grandes del micrófono como Ángel Fernández y Sony Alarcón.

Nacido en Santiago de Querétaro en 1916, Don Pedro Septién inició su carrera como cronista deportivo en 1938 cuando incursionó en la XEQ donde narró 23 disciplinas diferentes, especializándose en box, lucha libre, pero en especial, en béisbol.

Fue precisamente este deporte, el que le haría una gran jugada y adoptaría el mote de “El Mago”, pues en una ocasión, la trasmisión se interrumpió, y a través de cables informativos, Don Pedro siguió narrando y poniéndole de su cosecha para captar la atención. Años más tarde, él mismo declaró que: “Si no había evento, tú lo inventabas para llamar la atención”.

Su interés por el béisbol lo hizo viajar e investigar por todo México y Estados Unidos, donde obtuvo un grado de erudición que lo convirtió en “el latino más conocedor del béisbol en la categoría triple A y la Liga Mayor”. Era capaz de citar jugadas y estadísticas de juegos de la década de los 20 y los 30 y sin su presencia, no se podrían entender los años dorados del desaparecido Parque del Seguro Social, así como la etapa de otra leyenda: Fernando “Toro” Valenzuela.

Desde 1988 es miembro del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano y en su honor, dos estadios llevan su nombre: uno en Querétaro, su ciudad natal, y el otro en Pacho Nuevo, municipio de Emiliano Zapata, Veracruz.

Descanse en paz, Don Pedro “El Mago” Septién.