Seleccionar página

El Raja jugará la final del Mundial de Clubes contra el Bayern Múnich, tras imponerse por 3-1 a un deslucido Atlético Mineiro, que no expuso más que un fogonazo genial de Ronaldinho.

raja-casablanca-final-mundial-de-clubes

El campeón de la Libertadores fue incapaz de imponer la diferencia de calidad que, se supone, le separa de su rival magrebí y si sobrevivió hasta el tramo final, fue por un perfecto lanzamiento de falta de su estrella.

“Dinho” había apurado la recuperación de la rotura de aductor que sufrió a finales de septiembre para llegar al Mundial de Clubes. El exjugador del Barcelona precisaba un buen escaparate para demostrar al mundo y sobre todo, al seleccionador Luiz Felipe Scolari, que aún es útil, pero este miércoles dio muestra de que está lejos de sus mejores días.

Un gol de penal de Mohsine Moutaouali en el minuto 84 y otro en el descuento de Vivien Mabide (90+4) pusieron en la final al cuadro marroquí de Raja Casablanca, que se había adelantado en el 51 por medio de Mouhsine Iajour, aunque Ronaldinho, con un tiro libre en el 63, había empatado y dado esperanzas al Atlético Mineiro.

De esta manera, el Raja Casablanca marroquí y el alemán Bayern Múnich, se enfrentarán en la final del Mundial de Clubes el próximo 21 de diciembre en Marruecos.