Seleccionar página

La primera novela para adultos del británico Neil Gaiman, “Al final del camino”, ya está en las mesas de novedades de las librerías del país.

Edinburgh International Book Festival

De acuerdo con el sello editorial Roca Editorial, se trata de una novela sobre el recuerdo, la magia, la supervivencia, el poder de los cuentos y la oscuridad que hay dentro de cada uno de los mortales, sin distingos de edad, sexo, raza o gustos sexuales.

En la trama de esta entrega, un hombre vuelve a la zona donde vivió hace como 14 años, o más, para asistir a un funeral. En un arranque tan incomprensible como inesperado, decide acercarse a la casa de “Lettie”, su amiga de la infancia.

Y es ahí, en ese punto de la trama, donde el protagonista descubre los recuerdos que no sabía que tenía, y rápido empiezan a fluir, uno tras otro, destacando entre todos ellos el océano que “Lettie” insistía que era su estanque.

El hombre que alquilaba la habitación sobrante en la casa familiar se suicidó dentro del coche de su padre, hecho que provocó que antiguos poderes sedados cobraran vida y que criaturas del más allá se liberaran; otro recuerdo vivo.

El horror y la amenaza se congregan a partir de entonces para destruir a la familia del protagonista, al tiempo que la memoria se mezcla con la fantasía. Mientras, el hombre cuenta su viaje imposible, en un mundo que puede o no existir.

Viaje repleto de monstruos que se hacen reales en el relato de ese niño de siete años. Tan reales como los monstruos que los adultos sí pueden entender y temer, y ante los que la única defensa con la que cuenta el niño son las tres extravagantes mujeres que viven al final del camino.

El reconocido escritor estadounidense de fantasía y profesor de literatura y filología inglesa en la Universidad de Wisconsin, Patrick James Rothfuss, se ha declarado enamorado de esta obra que ya alcanzó ventas a nivel superlativo.

“Amé este libro con todas mis fuerzas. Muero de ganas por leerlo otra vez. Compraré muchos para regalárselos a quienes más quiero y compraré el audio libro, lo escucharé y lamentaré mi falta de habilidad narrativa”, asegura James Rothfuss.

Ese reconocimiento confirma por qué Gaiman, autor de varios libros infantiles y juveniles entre los que se incluyen “Coraline”, “El libro del cementerio” y “El cementerio sin lápidas”, es considerado el maestro de la novela gráfica.

El británico es, también, autor de guiones de varias películas basadas en sus textos, ha recibido entre otros premios el World Fantasy, el Locus, el Hugo, el Nebula y el Bram Stoker. Aunque nació en Gran Bretaña, actualmente vive en Estados Unidos.

(Notimex)