Seleccionar página

La canciller alemana, Angela Merkel, quien se encargó de formar una gran coalición con los socialdemócratas ha tenido muy buena respuesta con 463 de los 631 votos posibles.

Bundestag

El martes pasado, Angela Merkel fue reelegida para ejecutar su tercer mandato como canciller de Alemania. El Bundestag, la Cámara baja parlamentaria que cuenta con 631 diputados, respaldó su coalición con 462 votos, sólo 150 votaron en contra y nueve se abstuvieron.

La oposición parlamentaria consta de 127 diputados. El bloque democristiano y el Partido Socialdemócrata de Alemania a finales de noviembre llegaron a un acuerdo de gobernar Alemania en una gran coalición como la que logró Merkel en su primer mandato de 2005 a 2009.

A diferencia del primer mandato de Merkel, esta vez el SDP comienza de la mano con Merkel reforzado, ya que más de tres cuartas partes de los afiliados brindaron su apoyo a este pacto que busca introducir un salario mínimo interprofesional en Alemania.

Durante su último mandato, Merkel gobernó Alemania con los liberales del FDP, quienes en septiembre quedaron fuera del Bundestag ya que no llegaron ni al 5 por ciento de los votos que se necesitaban.

De nuevo, Merkel demuestra su flexibilidad ideológica con este contrato, a pesar de que el sector empresarial de su partido lo considere una regresión de las reformas sociales de los últimos diez años.

A pesar de los dimes y diretes, Merkel ha fijado las mismas vías de continuidad fiscal para el nuevo programa de gobierno que contienen reducción de gasto y consolidación presupuestaria. Hasta el momento no ha mencionado cambios radicales en el programa.

El jefe del SDP será vicecanciller y asumirá la cartera de Economía y Energía, la secretaria general del partido será ministra de Trabajo.