Seleccionar página

El oficio más antiguo de la humanidad es un trabajo tan duro físicamente como el que realizan los futbolistas que no puede hacerse toda la vida, es el argumento que la sociedad de gestión de prostíbulos holandesa, Freya, está presentando a las autoridades tributarias para que las sexoservidoras puedan obtener una pensión mayor a la que reciben actualmente.

barriorojoamsterdam

La propuesta, que ya ha sido remitida a las autoridades correspondientes, incluye la posibilidad de que las mujeres que ejercen la prostitución puedan gozar de beneficios fiscales, como depositar en un fondo de jubilación hasta cinco mil euros al mes libres de impuestos.

Cabe recordar que la prostitución es legal en Holanda desde el año 2000, al igual que el proxenetismo, excepto en casos de coerción, y la situación de las trabajadoras está reglamentada, ya que disfrutan de contratos, salarios, coberturas sociales y pensiones por desempleo.

En la actualidad, el Estado holandés ofrece una pensión de jubilación mínima a las trabajadoras, quienes tardan hasta diez años en dejar la labor -muchas veces sin dinero-, por lo que, dice Freya, un plan de ahorro podría serles de utilidad.

En abril pasado, el ayuntamiento de Utrecht cerró los escaparates de su “Barrio Rojo” ante la sospecha de que podía haber tráfico de seres humanos y ahora la autoridad municipal deberá decidir si licita nuevas concesiones, en las que Freya estaría interesada en obtener para su explotación.