Seleccionar página

Al menos 66 soldados han muerto en los últimos dos días durante enfrentamientos entre el Ejército de Sudán del Sur y militares disidentes en Yuba, la capital del país, tras el fallido golpe de Estado, informaron fuentes médicas.

sudan sur

“Hasta ahora hemos perdido siete soldados mientras estaban en tratamiento porque perdieron bastante sangre (…) y otros 59 han muerto en el exterior”, dijo el doctor Ajak Bullen, citado por la cadena árabe Al Arabiya.

Poco antes, la Secretaría de Salud sursudanesa reportó que 26 personas -civiles y militares- han muerto y unas 170 han resultado heridas desde que comenzaron los combates, la noche del domingo pasado.

Los tiroteos volvieron este martes a sacudir a la capital de Sudán del Sur, un día después de que el presidente Salva Kiir denunció que las fuerzas de seguridad habían frustrado un intento de golpe de Estado por parte de los seguidores de su exvicepresidente, Riek Machar.

El vocero del Ejército de Sudán del Sur, Philip Aguer, explicó que las víctimas pertenecen a ambos bandos y que se han reanudado los choques con “una pequeña fuerza de la Guardia Presidencial”.

Los militares insurgentes trataron de asaltar la víspera el Ministerio de Defensa y la sede del partido gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Sudán (MPLS), así como el mayor almacén de armas de la capital.

Descrito como un “intento de golpe de Estado” por funcionarios, el presidente Salva Kiir anunció el control total del gobierno de las condiciones de seguridad en Juba.

El portavoz castrense indicó que un grupo de políticos y militares ha sido detenido, pero que el exvicepresidente Machar, al que se acusa de la intentona golpista, se encuentra prófugo.

El enviado de las Naciones Unidas en Sudan del Sur, Hilde Johnson, llamó la víspera a poner fin a los enfrentamientos para evitar cualquier acción que pueda desatar tensiones étnicas y más violencia.

Desde su independencia de Sudán en julio de 2011, Sudán del Sur ha sido escenario de enfrentamientos tribales, tensiones internas y conflictos con su vecino del norte.

(Notimex)