Seleccionar página

Los enfrentamientos entre grupos musulmanes y cristianos en la República Centroafricana han dejado un saldo de 600 muertos. 

Rep.Centroafricana

Los enfrentamientos en la República Centroafricana han dejado un saldo de 600 muertos, 450 de ellos en la capital, Bangui, según la información obtenida por el Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas.

Alrededor de 160,000 personas han huído de sus casas y la situación de la mayoría de la población civil es de extrema precariedad. Más de 38,000 personas se encuentran refugiadas en el aeropuerto.

La intervención de 1,600 soldados franceses para ayudar a los 3,000 de la misión internacional africana no ha funcionado para frenar la violencia ni para reducir el desastre en esta excolonia francesa.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian dijo que la República Centroafricana es un país que está a la deriva y teme que llegue a reinar la anarquía y que esto acabe desestabilizando la región, atrayendo a grupos criminales.

Francia intervino en esta zona con el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU por el temor de que este conflicto se extienda.

Día con día la crisis en Bangui es más grave, incluso la Unión Africana ha decido elevar a 6,000 los efectivos. El Consejo de Seguridad de la ONU en un principio había autorizado 3,600 hombres pero ahora se necesitan más hombres.

La organización Médicos sin Fronteras ha criticado la tardanza de las agencias de la ONU y su inacción ante las circunstancias tan graves que se están viviendo en ese país.