Seleccionar página

Michelle Bachelet de 62 años, quien fue presidenta de 2006 a 2010, ha sido reelecta y volverá a ser jefa de Estado de Chile.

Michelle Bachelet

Michelle Bachelet ganó las elecciones con el porcentaje de votos más alto en la historia presidencial desde el retorno de la democracia. La candidata de formación centroizquierda se impuso ante Evelyn Matthei, hija del general pinochetista Fernando Matthei, con 62% de los votos contra 38%.

La realidad es que hubo un alto porcentaje de abstención de 59% de los electores que prefirió quedarse en casa, diez puntos arriba del índice de abstención que se registró en la primera vuelta el 17 de noviembre pasado.

Bachelet asumirá la presidencia hasta el 11 de marzo del próximo año en el Palacio de la Moneda, que será la sede de su presidencia, desde donde enfrentará como principal reto la desigualdad, empezando por reformar el sistema educativo.

Bachelet en su discurso dijo que busca un sistema educativo público, gratuito y de calidad.

La educación en Chile es todo un tema que incluso ha llegado hasta las manifestaciones en las calles; un sistema donde solo los más ricos consiguen una educación lo suficientemente buena para superar las pruebas de ingreso en las dos grandes universidades públicas. Por lo que el resto de chilenos se ve obligado a endeudarse para estudiar en universidades privadas, cuyos diplomas de licenciatura no tienen prestigio alguno.

El jefe de Estado chileno, Sebastián Piñera, felicitó a la ganadora a través de una llamada telefónica donde mencionó que quería lo mejor para Chile. Al mismo tiempo, el presidente reconoció el esfuerzo de Matthei, la otra contendiente.

La otra candidata, Evelyn Matthei, fue la primera en reconocer su derrota y en desearle a Bachelet lo mejor, ya que mencionó que nadie que ame a Chile podría desearle lo contrario.

A pesar de que en Chile las dos candidatas a la presidencia fueron mujeres, es uno de los países con mayor discriminación laboral por temas de sexo. Las mujeres reciben 30% menos de sueldo que los hombres, por lo que Michelle Bachelet tendrá que trabajar en estos próximos cuatro años en esta situación.