Seleccionar página

El fenómeno del bullying en las escuelas cada vez es más preocupante entre los adultos de diferentes sectores, lo anterior debido a que este problema está llegando a extremos que podrían considerarse delitos de gravedad.

bullying

Ante el incremento de casos cada vez más violentos entre los estudiantes, la Comisión de Educación Pública de la Cámara de Diputados hizo un llamado a las secretarías del ramo, tanto a nivel federal como estatal, para que instrumenten acciones que permitan preservar la integridad física, mental y social, con apoyo psicológico, tanto de las víctimas como de los autores del bullying.

Cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), demuestran que cuatro de cada 10 niños sufren de acoso, principalmente en la escuela. Asimismo, indican que México ocupa el primer lugar, a nivel mundial, en casos de “bullying” registrados entre estudiantes de secundaria.

Especialistas en el tema destacan que gran parte de los casos de bullying están íntimamente ligados con episodios de violencia; incluso, sostienen que el acosado proviene de un hogar donde son agredidos por los padres y hermanos, donde el nivel de exposición a la violencia es altísimo, por lo que instan al Estado y a las autoridades educativas para que intervengan a fin de que este fenómeno no siga extendiéndose.

Casos como el de un niño en Jalisco al que le cortaron el prepucio o el de un video donde se observa cómo un grupo de alumnos patean a una niña indígena mixteca en una escuela secundaria de la Ciudad de México son solo muestra de que cada vez las familias son más disfuncionales, y que en las escuelas los alumnos no tienen límites de conducta claros, lo que propicia las situaciones violentas, advierten.

Subrayan que se debe impulsar una cultura de paz que debe iniciar persona por persona desde la familia, pues el compromiso no solo es del gobierno, sino asumir la corresponsabilidad como sociedad desde la propia persona y casa.