Seleccionar página

Una tormenta invernal azota hoy varios países de Medio Oriente, entre ellos Israel, Líbano, Siria, Jordania y Egipto, agravando el sufrimiento de miles de refugiados y desplazados sirios que sobreviven en precarias tiendas y carpas de campaña.

20130110medioorientetormentainviern

Al menos cuatro niños, incluido un bebé de seis meses, han muerto por el frío en los últimos días en Líbano y en Siria, donde las escuelas fueron cerradas debido al temporal, reportó la Coalición Nacional Siria, la principal alianza opositora.

“Cuando la nieve se derrite se convierte en barro dentro de las carpas, y además éstas colapsan bajo el peso de la nieve”, dijo un niño sirio, que vive en un campamento ubicado en Saadnayel (este libanés), donde las temperaturas caen hasta tres grados bajo cero.

Según el director del Servicio Meteorológico de Líbano, Marc Wehaibé, las lluvias se intensificaran en las próximas horas y las bajas temperaturas persistirán antes de que el tiempo mejore el sábado.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se moviliza en cooperación con el ejército libanés para distribuir alimentos, mantas, calentadores eléctricos o combustibles a los refugiados sirios, estimados en 838 mil.

En Jordania, que también acoge a miles de refugiados sirios, los ministerios y administraciones permanecían cerrados, así como los bancos y escuelas, mientras e gobierno pidió a los habitantes quedarse en sus casas.

La misma situación se vive Israel y los territorios palestinos, donde la mayoría de las escuelas de Jerusalén y Haifa (norte) cerraron sus puertas debido a las lluvias y nevadas.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anuló una recepción prevista para la prensa extranjera debido a “las inclemencias del tiempo”.

En Egipto, fuertes precipitaciones cayeron anoche en el norte del Sinaí, provocando cortes de electricidad y el cierre de puertos, según la agencia egipcia de noticias Menam, mientras en Turquía, sobre todo en la región fronteriza con Siria, continúa la caída de nieve.

(Notimex)