Seleccionar página

Se puede contribuir con el planeta hasta a la hora de vestir.

ropa

La industria textil es químicamente intensiva, utilizando una cantidad de diferentes productos químicos para todo, desde la tintura de los tejidos, hasta las impresiones y los acabados. Las aguas residuales de estos procesos, a menudo, son tóxicas y pueden contaminar vías fluviales importantes. Estas peligrosas descargas pueden afectar negativamente la salud humana, la fauna y el medio ambiente.

La organización ambientalista Greenpeace ha realizado diversas investigaciones a lo largo del mundo, encontrando sustancias químicas tóxicas y fuertes, con propiedades incluso para alterar hormonas, siendo desechadas por la industria textil en diferentes países.

Dichas investigaciones también revelaron que consumidores alrededor del mundo están comprando ropa contaminada e involuntariamente propagando la contaminación del agua cuando la lavan.

Muchos químicos peligrosos pueden transportarse en nuestros océanos, atmósfera y cadenas alimenticias, acumulándose en lugares muy alejados de donde se crearon. Se han encontrado almacenados en cuerpos de animales, incluyendo aves, peces, ballenas, osos polares e incluso en leche materna humana.

En julio de 2011, Greenpeace comenzó retando a las marcas más grandes de ropa a abogar por un futuro libre de tóxicos, logrando el compromiso y colaboración de marcas tan importantes como Nike, Adidas, Puma, H&M y C&A.

Actualmente, sigue haciendo un llamado a todas las compañías de ropa a abogar por un futuro libre de tóxicos y a trabajar en conjunto con sus proveedores para eliminar la liberación de sustancias químicas peligrosas a través de sus cadenas de producción y sus productos.

Como consumidores finales, cada uno puede aportar su granito de arena para evitar seguir contaminando los cuerpos de agua del planeta a través de la moda.

Un primer paso es revisar las etiquetas de lo que adquirimos y conocer a las marcas que ya han comenzado a eliminar las sustancias peligrosas de sus procesos de producción.

El siguiente video nos muestra los daños que está provocando la industria textil al utilizar productos tóxicos y las marcas que ya se unieron a “Detox”, la campaña de Greenpeace.