Seleccionar página

Rusia invita a Ucrania a seguir trabajando para integrarse en la unión aduanera pero “no impone nada a nadie”, declaró este jueves el presidente ruso, Vladímir Putin, en un discurso en el Kremlin.

V.Putin

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado que Rusia no está presionando a Ucrania para que ingrese en la Unión Aduanera, considerada la alternativa al Acuerdo de Asociación que la Unión Europea ofrece a Kiev.

“No imponemos nada a nadie, pero si nuestros amigos quieren, estamos dispuestos a continuar el trabajo”, señaló Putin sobre la participación de Ucrania en la Unión Aduanera, que incluye por el momento a Rusia, Bielorrusia y Kazajistán.

Las declaraciones de Putin llegan horas después de que el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, diera la orden a la policía de dispersar a los manifestantes de la plaza de la Independencia, el mismo día en que representantes de la Unión Europea y Estados Unidos intentaban en Kiev encontrar una solución a la crisis.

La crisis política que se está viviendo en Ucrania comenzó desde noviembre, cuando Yanukovich no quiso firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, con la justificación de que Rusia tomaría represalias en contra de la débil economía de Ucrania.

A pesar de que Putin se mostró conciliador en su discurso, advirtió que nadie puede tener la ilusión de superar militarmente a Rusia, indicando que Moscú es una fuerza internacional por el bien moral.

En cuanto al tema de Ucrania, Putin dijo que ésta ya había expresado interés en ser parte de los acuerdos de la Unión Aduanera, además de ser observadora de un organismo de libre comercio que integran las exrepúblicas soviéticas.

Mientras tanto en Kiev, los opositores proeuropeos afrontan este jueves la cuarta semana de protestas con el temor de que Moscú y Kiev lleguen a un acuerdo comercial en la próxima reunión de la comisión interestatal que se celebrará el próximo 17 de diciembre en Moscú.

Por su parte, Yanukovich anunció la pronta reanudación de las negociaciones con la Unión Europea para la firma de un Acuerdo de Asociación, aunque planteó condiciones, como 20,000 millones de euros en compensaciones para asociarse, medida que la Unión Europea rechazó.