Seleccionar página

¿Qué te parecería la existencia de un metal que después de fisurarse o dañarse, se recupere y vuelva a su forma original? Esto ya no es solamente una idea de algún programa de misterios extraterrestres, pues científicos del MIT encontraron, tal vez por error, esta sorprendente propiedad.

metal-fisurado

El descubrimiento: bajo ciertas circunstancias, someter un metal fisurado a cierta tensión causa un efecto opuesto, lo que da como resultado que se cierre la fisura y que sus bordes se fusionen. Esto puede encaminar hacia el desarrollo de metales que se autoreparen antes de que se terminen de romper; los científicos detrás de este hallazgo son el estudiante Guoqiang Xu y el profesor de ciencia de los materiales Michael Demkowicz.

Sorprendidos, quisieron investigar por qué en lugar de abrirse más, el metal se estaba cerrando, y encontraron la respuesta en la manera en que interactúan los bordes con la microestructura cristalina del metal. Los investigadores crearon un modelo en computadora para descubrir que existe un mecanismo que puede cerrar las fisuras bajo cierto nivel de estrés. En este caso estudiaron níquel, ya que se usa en ambientes extremos, como en pozos petroleros.

Ahora que ya están estudiando el mecanismo, planean el diseño de algún metal que se autorrepare para su uso en muchas aplicaciones; según Demkowicz, ya existen técnicas para controlar las microestructuras de los metales, así que solamente es cuestión de encontrar la forma de lograr el resultado deseado. Otra ventaja de esta propiedad es que se podría aplicar también a otros fallos que presentan los metales, como la inestabilidad en el flujo plástico, que pueden ser un factor determinante en acortar la vida útil de un metal.

Te compartimos un video explicativo del fenómeno.

¿Qué te parece este descubrimiento?

 

Vía iNGENET, el portal de la ingeniería mexicana. ¡Visítanos y forma parte de la Comunidad!