Seleccionar página

En el año que lleva Enrique Peña Nieto como jefe del Ejecutivo van 19,016 muertos, esta cifra es mayor a la que presentó Calderón en los últimos once meses de su administración.

mexico-violencia-ejecutados-pena-nieto

Enrique Peña Nieto, presidente de la República, en sus primeros once meses presentó una cifra de 19 mil 016 muertos, cifra que es mayor a la que registró Felipe Calderón en los últimos once meses de su administración, cuando se contabilizaron 18 mil 161 asesinatos violentos relacionados directamente con la guerra contra el narcotráfico, según cifras recabadas por el Semanario Zeta.

Tijuana, el Distrito Federal y Acapulco se posicionaron como las ciudades más violentas en este período, de acuerdo a la información de la procedencia de los muertos. Es la primera vez que el Distrito Federal aparece en esta lista.

En el primer año de gobierno de Felipe Calderón se registraron 2 mil 826 muertes producto de ejecuciones, enfrentamientos, homicidios y agresiones, por lo que de nueva cuenta los primeros once meses de Peña Nieto han sido más violentos en contraste con las cifras que presentó Calderón.

Los primeros once meses de gestión de Enrique Peña Nieto han sido peores que los de Calderón en cuanto a cifras de muertos, ya que han aumentado el número de narcofosas llenas de cadáveres, decapitados, desmembrados, colgados, incinerados, ejecutados y otro tipo de matanzas.

Diversas organizaciones y familiares de víctimas que han fundado asociaciones civiles se han dado a la tarea de registrar las ejecuciones en este sexenio después de que el gobierno federal modificó la estrategia de combate al crimen organizado.

En la gestión de Calderón los estados donde más ejecuciones se registraron fueron: Chihuahua, Sinaloa y Guerrero, mientras que en los primeros once meses de gobierno de Peña Nieto, los estados más peligrosos son: Guerrero, el Estado de México, Chihuahua, Jalisco y Michoacán.

Cabe destacar que en las 19 mil 016 ejecuciones no se incluye a las víctimas que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha decidido clasificar como homicidios culposos o “accidentes” en el Sistema Nacional de Seguridad Pública.