Seleccionar página

Una noche de reencuentro familiar, amenizada por amigos y seres queridos de Jenni Rivera, se vivió en el homenaje a “La Diva de la Banda”, en su primer aniversario luctuoso, ante más de 11 mil personas que la aclamaron hasta esta madrugada en la Arena Monterrey.

DEVELAN BUSTO DE JENNY RIVERA EN MONTERREY

Con la actuación de Tito El Bambino, Marisela, Los Herederos de Nuevo León, Los Morros, Moderatto, Las Lavanderas, Chuy Lizárraga y La Original Banda El Limón, entre otros, se llevó a acabo el tributo “Jenni Vive 2013”.

A partir de las 20:00 horas, con el tema “Gracias”, Moderatto abrió el tributo musical organizado por la familia Rivera y que se prolongó hasta más de seis horas después con la actuación también de La Banda Divina, agrupación que por siete años acompañó en sus conciertos a la artista de Long Beach, California.

Rosie Rivera agradeció a fanáticos y artistas presentes la solidaridad para mantener vivo el recuerdo de la cantante grupera muerta en un accidente aéreo el 9 de diciembre de 2012.

“Jenni vive a través de sus libros, de su música, de sus fanáticos que corean sus canciones”, dijo mientras mencionaba el ejemplo de vida que dejó “La Gran Señora” a sus hijos Chiquis, Jaqueline, Micki, Jennika y Johnny.

Acto seguido, Pedro Rivera Jr. pidió al público, en su mayoría portando prendas en color blanco, hacer una oración para su hermana.

De forma inesperada, para sorpresa de propios y extraños, Lupillo Rivera se hizo presente en el homenaje cuando la cantante Diana Reyes realizaba su presentación.

Subió al escenario y se presentó ante sus familiares, en especial a sus sobrinos, los hijos de Jenni Rivera; al poco tiempo se sentó a un lado de su madre, Doña Rosa, con quien se abrazó entre lágrimas, mientras que Luz María, discípula de Jenni en “La Voz… México”, interpretaba “Amor eterno”.

Después “El Toro del Corrido”, abandonó el espacio dispuesto para la familia Rivera y aunque permaneció hasta poco después de la medianoche, se ubicó a un costado del escenario en solitario, para después retirarse.

Don Pedro Rivera y Doña Rosa Saavedra, padres de Jenni, acompañados de la directora para el Desarrollo Turístico en Nuevo León, Patricia Aguirre, y el escultor Cuauhtémoc Zamudio, develaron el busto que este último realizó en tributo a la intérprete de “Inolvidable”.

Los familiares de Jenni interpretaron canciones como “No llega el olvido”, en voz de Juan y “Acá entre nos”, con Don Pedro Rivera, para culminar con temas de alabanza en tributo a la fallecida artista.

(Con información de Notimex)