Seleccionar página

Ubicado sobre la importante Avenida de los Insurgentes, el Parque Luis G. Urbina, mejor conocido como el Parque Hundido, es uno de los más famosos de la ciudad por su original relieve y por sus numerosos atractivos.

parque hundido

La historia de este sitio se remonta a la época porfiriana cuando en los terrenos que alguna vez ocupó la Compañía Ladrillera de la Nochebuena, se sembraron varias especies de árboles, creando el bosque de la Nochebuena.

Décadas más tarde, a fines de los años 30, tras haberse pavimentado y ensanchado Insurgentes, el gobierno decidió aprovechar el Bosque de la Nochebuena, que estaba en un terreno con varios desniveles debido a la operación de ladrilleras en la zona, para crear un nuevo parque. Fue por ello que se acondicionaron jardines, andadores y fuentes para que los habitantes de los alrededores pudieran disfrutarlo, creando uno de los paseos clásicos de la zona.

Para 1972, se colocaron en este parque varias reproducciones de piezas arqueológicas distribuidas a lo largo de seis rutas: el Altiplano, las culturas zapoteca, maya, olmeca, totonaca y huasteca, piezas a través de las cuales se puede apreciar la maestría artística que alcanzaron los pueblos prehispánicos.

Este hermoso parque cuenta además con uno de los hitos urbanos de la Ciudad de México: el Reloj Floral, creado en una prestigiosa casa relojera de Puebla; este reloj se encuentra al final de una amplia escalinata rodeada por fuentes y cascadas que recibe el nombre de Plaza Dolores del Río, en homenaje a la gran diva del cine nacional.

En otro sector del parque, se encuentra un audiorama, en el que rodeado por una exuberante vegetación, se puede escuchar música clásica así como recitales de poesía. Continuando hacia la calle de Porfirio Díaz nos topamos con la gran estatua ecuestre de Vicente Guerrero, héroe de la independencia nacional.

En fin, es indispensable conocer este magnifico parque, ya que es un lugar en donde la belleza de la naturaleza y la creaciones artísticas de las civilizaciones precolombinas se unen para crear un remanso de paz y tranquilidad en medio de la gran ciudad.