Seleccionar página

Esta época del año puede ser muy estresante para muchas personas que deciden hacer sus compras navideñas en los grandes centros comerciales que están abarrotados de gente, a tal grado que podrían orillarlas al suicidio como pasó en China.

chino_mall5

Un joven de 38 años, Tao Hsiao, fue como cualquier otra persona al centro comercial Golden Eagle International Shopping Center en Xuzhou, China, junto con su pareja. Lo que el hombre no sabía era que su novia era una compradora compulsiva.

Después de haber estado en el interior del “fashion mall” durante cinco horas y suplicarle en repetidas ocasiones a su pareja volver a casa, quien no dejaba de adquirir productos, Tao se desesperó y empezó una discusión entre los dos en la que él le dijo a su novia que ya tenía demasiados zapatos, más de los que podría utilizar en lo que le quedaba de vida, a lo que ella le respondió que era un tacaño y le reclamó el haberle echado a perder la Navidad.

Ante la negativa de su novia de abandonar el centro comercial, el chino en un arranque de furia, dejó caer las bolsas y se lanzó por el balcón, muriendo por el impacto de la caída de manera instantánea.

Testigos presenciales del suceso aseguraron que Hsiao llevaba más bolsas de las que podía cargar, y que su novia insistió en ir a una tienda más, en la que tenían descuentos en zapatos.