Seleccionar página

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) recibió hoy el Premio Nobel de la Paz 2013 por sus 17 años de trabajo para eliminar las armas de destrucción masiva, durante una ceremonia en el Ayuntamiento de Oslo, Noruega.

premio-nobel-de-la-paz

El director de la OPAQ, Ahmet Üzumcü, encargado de recibir el Premio que consta de una medalla de oro, un diploma y 1.2 millones de dólares, hizo un nuevo llamamiento para lograr un mundo sin ese tipo de armamento.

Durante su discurso en la tradicional ceremonia en Oslo este 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel en 1896, Üzumcü destacó el trabajo de cientos de personas que buscan la paz a través del trabajo de la organización.

“La OPAQ ha verificado la destrucción de un 80 por ciento de todas las armas químicas declaradas y hay 190 Estados que se han sumado a la prohibición; estamos avanzando para que la visión de un mundo de armas químicas se haga realidad”, indicó.

Recordó que seis países no han firmado la convención y valoró la última incorporación, la de Siria, en cuyo territorio expertos de la OPAQ se encuentran eliminando las armas químicas.

Sobre la labor de los trabajadores de la OPAQ en Siria, Üzumcü dijo que es un gran reto porque trabajan en plena guerra.

El Premio Nobel de la Paz es el único que, por voluntad fijada en el testamento de Alfred Nobel, se entrega en Oslo y no en Estocolmo.

Los Premios Nobel de Literatura, Química, Física, Medicina y Economía también se entregaron este martes en el Salón de Conciertos de Estocolmo y por la noche habrá una cena de gala en el Salón Azul del Ayuntamiento de Estocolmo.

La jornada coincidió con el aniversario 117 de la muerte de Alfred Bernhard Nobel, químico, ingeniero, inventor y fabricante de armas sueco, famoso por la invención de la dinamita y fundador de los premios que llevan su nombre.

(Notimex)