Seleccionar página

La dirigencia nacional del PRD anunció su segundo plan de acciones para frenar la aprobación de la reforma energética, dentro del cual no descarta la ocupación de la tribuna legislativa, y llamó a la unión de las fuerzas progresistas de izquierda.

conferencia-prd-defensa-petroleo

El presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, calificó el proyecto de dictamen de reforma energética que presentaron las bancadas del PRI y el PAN en el Congreso de la Unión como “un altar a la privatización y al entreguismo y al engaño”, y señaló que de aprobarse significará la muerte anunciada de Pemex y CFE.

Acompañado de Alejandro Sánchez Camacho, secretario general del PRD, Zambrano reiteró que de ninguna manera dichos partidos contarán con la complicidad del PRD para avalar lo que calificó “un atraco a la nación, una expropiación desde el gobierno federal para entregarla a la iniciativa privada”.

Zambrano Grijalva anunció la puesta en marcha de un plan de acción que iniciará este lunes a las 10:00 horas, con el arranque de una caminata de 75 horas en el Ángel de la Independencia, que culminará el jueves 12 de diciembre a las 13 horas, durante la cual se entregarán volantes y se colocarán carteles y mantas alusivas a los diputados que impulsan la reforma energética.

En su turno, Alejandro Sánchez Camacho, hizo un llamado a las fuerzas progresistas de la izquierda a no realizar acciones aisladas.

Anunció que en las horas recientes la dirigencia nacional del PRD ya ha intercambiado acercamientos con Claudia Scheinbaum y Martí Batres, dirigentes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), lo mismo con los dirigentes del Partido del Trabajo y del Movimiento Ciudadano.

Advirtió que aún faltan legislaciones importantes, como la reforma política del DF y la reglamentación de la consulta popular, pero no se prestarán al “toma y daca” de la derecha, ni habrá “trueque” en la aprobación de la reforma energética.

A pregunta expresa, Jesús Zambrano dejó en claro que en su momento el PRD evaluará y decidirá las acciones que se puedan tomar al interior del recinto legislativo, por lo que, dijo, “no se descarta nada”, incluyendo la toma de tribuna legislativa.