Seleccionar página

Con más de 50 hectáreas de superficie y asentado en los terrenos de la antigua Refinería 18 de marzo, el Parque Bicentenario de la Ciudad de México representa uno de los más importantes esfuerzos de limpieza de terrenos contaminados en el mundo y a la vez uno de los mayores parques públicos edificados en América del Norte en la última década.

parque bicentenario

El Parque Bicentenario, llamado así como parte de las celebraciones por el aniversario de los 200 años de la Independencia de México, es un gran parque urbano localizado al norponiente de la Ciudad de México, en la Delegación Azcapotzalco.

La propuesta de desarrollo de esta área verde tiene sus orígenes en 1991, cuando la Refinería de Azcapotzalco de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue clausurada debido a los fuertes problemas de contaminación que generaba, tanto en sus inmediaciones como para el conjunto de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Tras más de diez años de abandono, los terrenos de la antigua refinería fueron cedidos por Pemex al Gobierno Federal en 2007, año en el cual iniciaron las labores para rescatar el predio que estuvieron a cargo de la paraestatal, varias universidades públicas de México, así como asesores internacionales.

Una vez reducidos los contaminantes existentes en el predio, dieron inicio los trabajos de arquitectura del paisaje, mismos que estuvieron a cargo de un grupo multidisciplinario encabezado por el Arquitecto Mario Schjetnan, también autor de otras importantes áreas verdes como el Parque Tezozomoc y el Parque Ecológico de Xochimilco.

El Parque Bicentenario está conformado por cinco grandes áreas temáticas: el Jardín Natura, el Jardín Viento, el Jardín Tierra, el Jardín Sol y el Jardín Agua, cada una con características paisajísticas propias, refrescadas por canales y fuentes y unidas por una ciclopista que conecta las distintas áreas del parque.

Los atractivos del parque son numerosos, en él destaca su jardín botánico con senderos e invernaderos, donde podemos localizar plantas provenientes de diferentes hábitats de toda la República Mexicana. Dentro de estos invernaderos, merece mención el Orquidiario, un agradable espacio con música ambiental que permite apreciar la belleza de estas exóticas especies vegetales.

Dentro del Parque Bicentenario existen áreas de pic-nic, juegos infantiles, pista de skating, canchas de voleibol, basketball, fútbol y voleibol playero. También, destaca la presencia del Museo de la Energía que ocupa una construcción que era parte de la antigua refinería.

Actualmente, se encuentra todavía en construcción la última etapa del parque, misma que contará con un gran lago artificial con préstamo de embarcaciones. La entrada al Parque Bicentenario es gratuita.