Seleccionar página

La producción de oxígeno no es la única manera en la que limpian el ambiente.

verde

Todos sabemos que los árboles y los organismos vegetales en general ayudan a limpiar el aire que respiramos al convertir el dióxido de carbono en oxígeno, pero aparentemente esta no es la única función que pueden desarrollar. Un estudio reciente realizado con abedules plateados señala que este tipo de árboles puede absorber hasta el 50% de materia particular emitida por los automóviles.

Los vehículos en los que nos desplazamos, como coches, camiones y motocicletas, generan materia particular en forma de emisiones, polvo de los frenos que se van desgastando y en general, partículas metálicas que se desprenden tanto del automóvil como del asfalto. Dichas partículas pueden ser sólidas o líquidas y al ser arrojadas al ambiente se han relacionado con asma y otras enfermedades respiratorias.

El estudio realizado por la Universidad de Lancaster muestra que las responsables de esta limpieza son unas estructuras microscópicas en forma de pelo presentes en las hojas de los árboles en cuestión. Aún hace falta mucho análisis para entender cómo es que verdaderamente funciona este mecanismo, pero lo cierto es que es algo a lo que debemos estar pendientes.