Seleccionar página

La muerte del expresidente y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, a los 95 años de edad acaecida este jueves en su casa de Johannesburgo, ha generado reacciones desde todos los rincones del mundo, en los que reconocen en “Madiba” un ícono de la lucha contra el racismo y la represión.

mandela

Mandela emergió de las tinieblas rurales para desafiar el poder del Gobierno de la minoría blanca, lo que le dio al siglo XX una de sus figuras más respetadas y amadas. Y aunque en un momento, abogó por la resistencia armada para tratar de derrotar el “apartheid” y cumplir una larga condena en la cárcel por ello, encarnó con sus acciones los ideales de libertad y justicia que defendía.

Tras tres décadas en prisión, el 11 de febrero de 1990 el presidente sudafricano Frederick de Klerk liberó a Mandela y se iniciaron conversaciones dirigidas a la formación de una democracia multiracial, lo que se vio reconocido mundialmente en 1993 en Suecia con el premio Nobel de la Paz.

Fue elegido presidente en una histórica votación en 1994, en la que pudieron participar todos los sudafricanos, y se retiró en 1999. Durante su mandato, afrontó el reto de forjar una nueva nación, buscando la reconciliación entre los oprimidos y los que martirizaron a su raza.

Escogió el perdón por encima del odio y construyó puentes hacia el enemigo, muchas veces con sentido del humor, pero siempre con dignidad.

No es de sorprenderse que este jueves, líderes reconocieran al gran estadista que supo conducir a su país a la reconciliación tras las atrocidades del “apartheid” y mandaran un mensaje por medio de sus cuentas oficiales en Twitter para rendirle sus respetos a Nelson Mandela.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se refirió a Mandela como “un hombre que se llevó la historia en sus manos y venció el arco del universo moral hacia la justicia”, mientras que Bill Clinton indicó que nunca olvidará a su gran amigo “Madiba”.

En tanto, el primer Ministro británico, David Cameron, aseguró que el lunes se hará un homenaje póstumo en la Cámara de Representantes.

La ONU, en voz del Secretario General, Ban Ki Moon, pidió “seguir cada día el ejemplo de su vida, a favor de un mundo mejor y más justo”.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, expresó que: “La humanidad ha perdido a un luchador incansable en favor de la paz, la libertad y la igualdad. Descanse en Paz Nelson Mandela”; por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, decretó tres días de duelo como homenaje al expresidente sudafricano.