Seleccionar página

Los ataques perpetrados hoy contra las instalaciones del Ministerio de Defensa de Yemen en Saná, la capital de ese país, han dejado al menos 52 muertos y más de 160 heridos, según el más reciente balance oficial de víctimas.

ataques Yemen

Por ahora, ningún grupo extremista ha reivindicado la agresión contra la sede ministerial yemenita, pero tuvo lugar en momentos en que el gobierno interino enfrenta a los secesionistas del sur del país, a los militantes de la red Al Qaeda y a los rebeldes Houthi del norte.

Las autoridades confirmaron que los atacantes detonaron un coche bomba frente a la puerta de acceso a las instalaciones, ubicadas en el barrio Bab al-Yaman, y posteriormente abrieron fuego dentro del hospital del complejo, lo que desencadenó un enfrentamiento.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa indicó la noche de este jueves que hombres armados habían ocupado el hospital y que la situación había sido controlada por las fuerzas de seguridad, pero sin proporcionar mayores detalles al respecto.

“Los asaltantes tomaron ventaja de los trabajos de construcción que están teniendo lugar en el complejo para llevar a cabo este acto criminal”, señaló y refirió que éstos portaban rifles de asalto y granadas.

Informó asimismo que 52 personas perdieron la vida -incluidos la mayoría de los agresores- y que otras 162 resultaron heridas, precisando que al menos dos médicos extranjeros están entre las víctimas mortales.

Poco después, el Comité de Seguridad de Yemen confirmó que los médicos fallecidos eran de nacionalidad alemana, mientras que en Berlín el Ministerio de Asuntos Exteriores detalló que ambos trabajaban para la organización caritativa GIZ.

El ministro yemenita de Defensa, Mohammed Nasser, se encuentra actualmente en una visita a Washington.

Aunque por el momento se desconoce quienes son los responsables del ataque, se sospecha que habría sido obra de Al Qaeda en la Península Arábiga, pero también se especula que los autores serían personas vinculadas al expresidente Alí Abdullah Saleh.

(Notimex)