Seleccionar página

Todo indica que los métodos de las misiones de paz de Naciones Unidas están cambiando y Congo es la prueba de esto.

Drones Congo

En el mes de mayo de este año, se lanzó la primera brigada con mandato ofensivo de la historia de los cascos azules hacia la parte este de la República Democrática del Congo; ahora, en este mismo territorio, Naciones Unidas inauguró el primer drone –avión no tripulados- en operaciones de paz en todo el mundo.

Las aeronaves se han instalado en Goma, capital de Kivu Norte, núcleo del conflicto del país, desde donde la Misión de Paz de Naciones Unidas en Congo coordinará su nueva herramienta militar.

Estos drones no son de ataque sino de vigilancia, y pretenden servir como un instrumento para ayudar a la misión a cumplir su objetivo de proteger a los civiles Se pretende que los drones den información precisa y en tiempo real.

Hasta el momento son dos drones, pero se espera que lleguen a ser cinco; los otros tres se desplegarán entre marzo y abril del próximo año.

Se espera que estos aviones realicen misiones de reconocimiento y vigilancia, sobrevolarán por las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur, las que han sido más afectadas en el conflicto, también se observará la frontera que une con Ruanda y Uganda.

Estas aeronaves darán apoyo a las tropas de tierra que son alrededor de 20 mil cascos azules y recabaran información sumamente valiosa; se estima que en marzo se puedan mandar imágenes y datos en tiempo real y que se extienda la vigilancia las 24 horas del día.