Seleccionar página

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos señaló ayer la necesidad de que los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad cometidos en Siria no queden impunes.

alta comisionada dh onu

La Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas dice que tiene pruebas de que los altos funcionarios de Siria están involucrados en crímenes de guerra y contra la humanidad, además de haber cometido serias violaciones contra los derechos humanos durante más de dos años y medio de una guerra que ya arroja más de 100,000 víctimas y que ha provocado más de seis millones de refugiados internos y externos.

Por primera vez, la ONU responsabilizó al régimen de crímenes de guerra, luego de que la Comisión de Derechos Humanos creó un grupo de investigación sobre el conflicto sirio después de cinco meses de haber estallado las primeras manifestaciones contra el régimen de Bashar al-Assad en marzo de 2011.

El grupo de investigación ha realizado más de 2,000 entrevistas a sirios y ha emitido cuatro informes, en los que habla acerca de las atrocidades cometidas por el régimen, como la tortura o la ejecución de civiles, entre ellos mujeres y niños.

Gracias a esto, la Comisión dispone de una lista de funcionarios, militares y rebeldes sospechosos de haber cometido esos hechos. La Comisión de Derechos Humanos de la ONU, busca que sea el Tribunal Penal Internacional quien se encargue de juzgar y castigar a los responsables de los crímenes de guerra cometidos durante este conflicto.