Seleccionar página

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, encabezó la presentación de las Campañas “Pídela y Tómala” y “Atragantamiento”, que se aplicarán en restaurantes de la Ciudad de México como medidas de promoción de hábitos sanos.

ManceraAgua

El mandatario local anunció que en el próximo periodo legislativo enviará la iniciativa de ley para que sea obligatorio la instalación de bebederos de agua potable en todos los edificios de la administración central y en lugares de concentración masiva.

Agradeció el apoyo de la industria turística y restaurantera por la inclusión y colaboración de las campañas “Semáforo de la Alimentación” y “Menos Sal, Más Salud”, así como respeto a espacios libres de humo.

Explicó que con la campaña “Atragantamiento” se dará a conocer a través de un video cómo actuar en caso de que alguna persona presente obstrucción en vías respiratorias. Al tiempo de que el personal de restaurante será capacitado por la Cruz Roja Mexicana.

Por su parte, Ahued Ortega destacó que este año se atendieron en los centros de salud a cerca de 838 personas por casos de atragantamiento, por ello, la importancia de capacitar a meseros de restaurantes de la capital.

Mediante la campaña “Pídela y Tómala”, los establecimientos de comida –precisó- se comprometen a ofrecer gratuitamente agua purificada, no embotellada, con el fin de que se pueda beber antes de ingerir alimentos, práctica que ayudará, no solo a comer menos sino a tener una mejor digestión.

Indicó que actualmente, a la campaña “Menos Sal, Más salud” se han incorporado cerca de 17 mil 965 establecimientos para retirar los saleros de las mesas de los comercios, a fin de evitar el elevado consumo de sodio entre la población y evitar con ello enfermedades crónico-degenerativas.

El secretario de salud capitalino abundó que cada establecimiento que aplique las cuatro campañas, recibirá un reconocimiento especial del Gobierno de la Ciudad de México.