Seleccionar página

Rusell Wilson lanzó tres pases de anotación y los Halcones Marinos de Seattle se confirmaron como el candidado más fuerte de la Conferencia Nacional para el Super Bowl al apalear a los Santos de Nueva Orleans en el cerrojazo de la semana 13.

1401133_10151737069706722_2090302458_o

Wilson completó 22 de 30 pases para 310 yardas y anotó con envíos a Zach Miller, Doug Baldwin y Derrick Coleman para guiar al séptimo triunfo en fila a los Halcones Marinos (11-1). Además, corrió para 48 yardas por Seattle, que posee el mejor récord de la Conferencia Nacional cuando quedan cuatro partidos por jugar.

El dominante triunfo de los Halcones Marinos es más notorio porque lo consiguieron sin el esquinero Brandon Browner y sin su mejor receptor, Percy Harvin, quienes están lesionados. Miller hizo buen trabajo supliendo a Harvin al sumar cinco recepciones para 86 yardas y la anotación; y Seattle prácticamente podría amarrar el Oeste de la Conferencia si vence a San Francisco la próxima semana.

El quarterback de los Santos, Drew Brees, tuvo su peor noche del año y apenas completó 23 pases de 38 envíos para 147 yardas. Nueva Orleans, poseedor del tercer mejor ataque de la NFL antes del encuentro, nunca pudo entrar en ritmo ofensivo y sufrió su primera derrota en sus últimos cuatro encuentros para ponerse con marca de 9-3.

La derrota es dolorosa porque empata a Nueva Orleans con Carolina en el liderato del Sur de la Nacional. El liderato divisional del Sur se resolverá en las próximas tres semanas porque Santos y Panteras chocarán dos veces en ese lapso.