Seleccionar página

Los decomisos a gran escala de marfil ilegal alcanzan su mayor índice en 25 años.

Unknown

Los decomisos a gran escala de marfil comerciado ilegalmente han alcanzado este año su mayor índice en veinticinco años, con más de 41 toneladas aprehendidas entre enero y noviembre, informó hoy la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UCIN).

Estas incautaciones son consideradas un claro indicador de los niveles de tráfico ilícito de este producto, un delito que está diezmando a los elefantes africanos, según un estudio publicado hoy en Ginebra con motivo de una reunión de alto nivel entre expertos de la UCIN y de Botsuana, país en el que vive la mayor población de esos animales en África.

Organizaciones dedicadas a la protección de los elefantes y otras especies en peligro han indicado que en 2011, el comercio ilegal de marfil alcanzó su mayor nivel en dieciséis años, dicha tendencia siguió en el año 2012 y se prevé que para finales de este año terminará peor.

Según los últimos datos, el comercio ilegal de marfil ha aumentado un 20% en los últimos dos años.

La evidencia de la participación del crimen organizado se puede ver en los decomisos que se realizan a gran escala, en donde son retirados 500 kilos de marfil en una sola operación.

Este año se han realizado 18 decomisos, sumando un total de 41.6 toneladas, de acuerdo con datos del Sistema de Información sobre Tráfico de Elefantes.

Para el secretario general de CITES, John Scanlon, “con una cifra estimada de 22 mil elefantes africanos ilegalmente asesinados en 2012 afrontamos una situación crítica. La caza furtiva de elefantes sigue siendo muy alta y esto puede provocar su extinción localizada si la tendencia actual continúa.”